Notícias Nòmades

aquí trobaràs el nostre dia a dia

Sin ti?tulo-2

Encuentros titiriteros en Port-au-Prince

La capital de Haití es una ciudad de casi un millón de habitantes encajonada entre el mar y la montaña. Impresiona levantar la vista y ver barrios literalmente incrustados en las alturas, donde viven familias numerosas en un entramado de chavolas, escaleras y caminitos donde sólo se puede llegar a pie. No hay agua corriente, ni saneamiento de aguas negras y la electricidad depende del servicio inconstante y poco fiable de EDH (que curiosamente funciona sin fallos desde que empezó el Mundial de fútbol).

En Carrefour Feuilles, un barrio como los que acabamos de describir, hemos compartido tres días rodando con Lintho Casimir, un joven titiritero de 30 años discípulo de Ernst Saintrome, con el que completaremos el capítulo sobre titiriteros de Haití. Hemos visitado su antiguo taller, destruido por el terremoto del 12 de enero de 2010, y hemos conocido algunos de los jóvenes que aprenden el oficio a su lado.

marionetas gigantes en Carrefour FeuillesTambién vivimos con él una jornada mágica e inolvidable. Lintho, con la ayuda de sus amigos, montó dos gigantes. Tan pequeño es el mundo que resulta que aprendió el arte de construirlos en una formación con Les Grandes Personnes d’Aubervilliers, a quienes conocimos hace un año y medio en Boromo, Burkina Faso.

Una vez montados, improvisamos un pasacalles en los que los gigantes a duras penas lograban pasar por los callejones estrechos y esquivar los cables de electricidad de la parte alta de Carrefour Feuilles. La gente del barrio salía de todos lados, la sonrisa iluminaba los rostros, los títeres bailaban entre niños maravillados.

Tras recorrer el barrio arriba y abajo, nos refugiamos del sol bajo las lonas que cubrían una casa a medio construir. Los ritmos de tambores vudú, cinco bailarinas coristas y el cantante “oungan” del grupo Racine La Rivière nos dieron la bienvenida y honraron con su música a los “lwa” o espíritus. Después, actuamos nosotros y, seguidamente, volvieron a sonar los tambores y las marionetas y nosotros nos sumamos al baile.

0P7A3594-2También hemos filmado Lintho dirigiendo un taller de construcción de cabezas en papel maché en una pequeña biblioteca, con niños y niñas del barrio para los que también realizamos una actuación. Finalmente, hemos asistido a los ensayos de una nueva creación con títeres de guante en la que participa Lintho.